Cinco alucinantes encuentros en las profundidades

, 7.5.12 5

1.William Winram entre tiburones



A veinte metros bajo la superficie del Océano Índico William Winram interactúa con un tiburón tigre, [imagen superior]. Winram, campeón de buceo a pulmón, se ha erigido como uno de los mayores defensores de los tiburones, a los que no duda en acercarse cada vez que tiene la oportunidad. Hoy reparte su tiempo, junto al fotógrafo Fred Buyle, entre la filmación bajo el agua, la fotografía y la colocación de dispositivos de seguimiento a tiburones con fines de investigación.


Estos últimos años, buceadores como Winran han estado desmontando la siniestra reputación de los tiburones, en especial del temible tiburón blanco, el injustamente llamado devorador de hombres.  

Es verdad que un tiburón blanco puede probar a ver a qué sabes cuando no estás mirando, lo cual te puede causar la muerte. Ocurre de vez en cuando. Pero cara a cara ­—para las raras personas en disposición de desear semejante encuentro— son tímidos y precavidos. Una vez que se encuentran cómodos contigo, pueden dejar que les toques, incluso que te agarres de sus dorsales y te dejes llevar por ellos. Te demuestran cuándo están enfadados golpeándote con la cabeza, o hambrientos acosándote, pero por lo general un buen golpe en el morro los deja como tambaleándose por la conmoción.
William Winram

En cualquier caso, a este hombre que nada entre el mayor depredador del mar sin jaula, sin arpón y sin cuchillo, valiente es un adjetivo que se le queda corto. +Info.


2.Las mantas de la bahía de Hanifaru



El atolón Baa de las Maldivas se ha convertido en los últimos años en un lugar de peregrinación para los fotógrafos submarinos. La pequeña bahía de la isla deshabitada de Hanifaru ​​es el hogar de un fenómeno estacional muy singular. Éste no es otro que el florecimiento de plancton entre los meses de Mayo y Noviembre que atrae a numerosos animales entre los que se encuentran cientos de mantas y decenas de tiburones ballena. En algunas ocasiones hasta 200 mantas se alimentan simultáneamente en esta pequeña bahía. Estos colosos llegan a pesar 1,4 toneladas y pueden tener una envergadura de más de 8 metros. El matrimonio Kozyndan viajó allí en 2010 para dejarnos estas fantásticas imágenes. +Info.


3.El lago de las medusas



Ongeim'l Tketau es un viejo conocido de este blog. El lago de las medusas tiene 30 metros de profundiad en su punto más profundo, pero más abajo de los 14 metros no existe la vida ya que el agua carece de oxígeno y contiene altas concentraciones de sulfuro de hidrógeno. Las medusas llegaron hace miles de años a este lago a través de un paso natural que lo enlazaba con el mar. Ahora este paso está cerrado, y los gelatinosos animales viven a sus anchas sin ningún predador que amenace sus vidas. Tanto es así que se han multiplicado hasta contarse por millones y prácticamente han perdido la capacidad de picar. Sus células urticantes producen un veneno tan suave que no daña la piel humana. Os recomiendo que no os perdáis este relajante video. [imagen]


4.Alexander Safonov, del Índico al Pacífico



El fotógrafo ruso Alexander Safonov es famoso por sus increíbles fotografías subacuáticas, algunas de las cuales parecen sacadas de un sueño. En la imagen superior lo vemos rodeado de barracudas.


Este desarrollador informático obtuvo su licencia de buceo en el año 2002, y desde entonces ha hecho de las profundidades su segundo hogar, comenzando a experimentar con la fotografía submarina en 2004. Apasionado de cualquier fauna bajo la superficie, es también, al igual que William Winram y Fred Buyle, otro temerario que nada entre tiburones por puro placer.

Los tiburones son mis animales favoritos, ya que son una combinación de belleza y peligro.

He buceado en numerosas localizaciones de todo el mundo, pero mi favorito es el Wild Coast de Sudáfrica, donde viví las mejores inmersiones de mi vida durante la migración anual de la sardina.
Alexander Safonov

Si os habéis quedado con ganas de más os invito a curiosear en la web de Safonov.


5.Mauricio Handler y los tiburones ballena



El fotógrafo submarino Mauricio Handler viajó en 2011 a Isla Mujeres, México, para capturar estas increíbles instantáneas bajo las aguas del mar Caribe. Los tiburones ballena, los peces más grandes del mar, tienen una boca de hasta 1,5 metros de ancho, que contiene 350 filas de dientes. A pesar de ello son en realidad, y al contrario de lo que pudiera parecer, muy dóciles. Cada año decenas de ellos se acercan a estas aguas de México, ricas en plancton, para alimentarse y a pesar de su tamaño, no representan casi ningún riesgo para los buzos. 

Mantener la mirada fija en las mandíbulas abiertas del tiburón te da un subidón de adrenalina increíble. Cuando estás ahí abajo con los peces es como otro mundo.
Los tiburones ballena no tienen muy buena vista y si estas en su camino puedes recibir un buen golpe, es el único peligro.
Mauricio Handler


Por aquí ya habíamos podido ver algún encuentro anterior. Si te gustaron las imágenes te recomiendo Sperm Whale Encounter [vimeo 1:47], así como visitar la web de Frederic Buyle,


5 comentarios:

Anónimo : 8 de mayo de 2012, 0:27 dijo...

que miedo!!

{ David } : 8 de mayo de 2012, 14:42 dijo...

Jeje, la verdad que en algunos casos hay que ser un valiente.

Carla : 14 de mayo de 2012, 21:00 dijo...

Esta entrada es bellisima, qué imágenes. Encontre este blog hoy de casualidad y me gusta mucho, felicidades.

{ David } : 14 de mayo de 2012, 22:40 dijo...

Gracias @Carla, las imágenes son espectaculares sí, habrá que felicitar a los fotógrafos (están enlazados en el texto así que no dejes de visitar sus páginas y seguir disfrutando).

Anónimo : 18 de junio de 2012, 16:32 dijo...

Vaya mundo el que hay ahí abajo. Bessos

Publicar un comentario en la entrada

 
Texto bajo Licencia Creative Commons. Some rights reserved. Una breve historia. David Piñeiro.
Design by DZignine. Powered by Blogger